Museos y monumentos

París, capital mundial del arte y de la cultura, cuenta con más de 200 museos y lugares históricos. Esta riqueza increíble y su diversidad brindan a la Ciudad de la Luz de un reconocimiento internacional. Para ayudarle a planificar sus vacaciones en París y organizar sus visitas, le proporciono aquí información práctica sobre los principales monumentos y museos parisinos (presentación, horarios de aperturas, tarifas, etc.).

La Torre Eiffel

Construida por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889, la Torre Eiffel ha atravesado los siglos para convertirse en uno de los monumentos más visitados. ¡Acoge a unos 7 millones de visitantes cada año y es el primer símbolo de la ciudad en todo el mundo! ¡Ofrece una vista excepcional desde lo alto de sus 324 metros, una visita indispensable durante su estancia en París!

Museo del Louvre

El Louvre, ubicado en pleno centro de París, a lo largo del río Sena, es un museo universal cuya colección inmensa (300 000 obras) se extiende de la Antigüedad hasta 1848 bajo todas las formas de Artes. Entre lo más célebres, encontrará la Vénus de Millo, el Código de Hammurabi y, por supuesto, la Joconda de Léonardo da Vinci. Verlo y a volver a verlo de nuevo, tanta riqueza merece múltiples visitas.

El palacio de Versalles

A tan solo una hora de París, Versalles ha sido la residencia de los reyes de Francia Luis XIV, Luis XV y Luis XVI. Obra maestra de la arquitectura, el palacio cuenta con más de 2000 salas rodeado de un impresionante parque, abierto al público. Visítelo para revivir el apogeo de la realeza francesa y para disfrutar de los exuberantes jardines. En verano, no se puede perder el espectáculo de las grandes aguas musicales (Grandes Eaux Musicales).

Catacumbas de París

A finales del siglo XVIII, frente a la saturación de los cementerios de París, el Consejo de Estado vota a favor de la evacuación de la inmensa mayoría de fosas comunes y del cementerio de los Inocentes, uno de los principales de la ciudad. Para recoger todos los huesos aproximadamente 6 millones de restos mortales se construyeron las catacumbas de París con canteras subterráneas, que hoy se pueden visitar desde la Plaza Denfert Rochereau. ¡No se pierda la necrópolis más grande del mundo!

Montmartre y el Sagrado corazón (le Sacré Coeur)

La Basílica del Sacré Cur, ubicada en la cumbre de la colina de Montmartre, lugar de culto desde los tiempos remotos, es el segundo monumento más visitado de Francia, con más de diez millones de visitantes y peregrinos al año.
La Basílica, construida en 1875 gracias a los donaciones de los fieles, está inspirada por la arquitectura romana y bizantina lo que le da un estilo muy ecléctico. Para llegar allí, deberá tomar el funicular o subir los 222 escalones de las escaleras: un esfuerzo ampliamente recompensado por la vista excepcional que tendrá aquí de todo París.

Jardín de las Tullerías

El Jardín de las Tullerías, ubicado entre la plaza de la Concorde, la calle de Rivoli, el palacio del Louvre y el Sena, es el típico jardín francés más antiguo y más importante de París. Con sus inmensas alamedas arboladas, sus bellos céspedes y sus estanques, acoge cada día a miles de visitantes a quienes les gusta pasear por allí, relajarse sobre una silla al borde de un estanque (gratuitamente a disposición del público) o admirar una de las numerosas esculturas contemporáneas del parque.

La catedral de Notre-Dame de París

Notre-Dame de París construida a partir de 1163 en pleno centro de París, en un extremo de la Isla de la Cité, es la catedral francesa más grande. Se trata de una verdadera joya de la arquitectura gótica. Notre-Dame de París a atravesado los siglos para convertirse, hoy por hoy, en el monumento más visitado en Francia y Europa. Una media de 30 000 personas la visitan cada día para admirar sus vidrieras, esculturas y por supuesto la fachada oeste con su famoso pórtico del Juicio Final. ¡Una visita que no se puede perder, sobre todo si es su primera vez en París!